Un café por si acaso, como las cosas de la mochila.



No me gusta comer ni tomar algo antes de realizar algún tipo de viaje. Y menos si se trata de uno que tiene una duración de más de 12 horas. 

Los viajes han sido para mí un pretexto ideal para cargar la mochila de libros que nunca abrí durante todas esas horas de viaje. Las metía en la mochila con la idea de que avanzaría en su lectura; pero que luego dejaba de lado cuando me daba cuenta de que en la pantalla que tenía al frente, navegaba sobre un menú que tenía películas que no había visto aún.

Sin embargo, las veces que he intentado concentrarme en alguna lectura, no he podido. Sinceramente me adormezco, y mis ojos no resisten el desliz sobre los párrafos. Aquí cabe decir que el café que reparten en el avión no es uno de tipo ideal. Pero ese es tema de otro post.

--

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

0 comentarios:

Publicar un comentario